sábado, 19 de diciembre de 2009

el errante olvidado

Entre putas y doncellas
doncellas y putas
aquí me veo con la celada caída
con la adarga vacía

los abalorios no son nada
ningún título ningún juego
ya no me es más honor
todo me llevó al desamor
el filo feneció junto al rencor

aquí estoy sin vuelta
dejando la revuelta

a mis espaldas dejo atrás
los cien caminos y las cien horas
mis adicciones y junto a ellas
cae mi rostro prestado

se fue, el peso de la noche y los inviernos acabaron
pues la valía y el honor parecen ser de otro tiempo
como si fuese yo, como mi amor y como yo
el pequeño rey se hizo dios
cayó la corona y el cielo irrumpió

la senda la dejo atrás
entre adagios y grimorios
todo y nada retornó
es así como el nuevo orden me llegó
que justa más injusta la que me tocó

Esto es una vindicta
sin dejar de ser convicta
del mundo a los gritos

jueves, 10 de diciembre de 2009

El mundo estaba sacado de quicio

El mundo estaba sacado de quicio:


Jinetes de corcel, de cabello dorado, los jinetes de plata
Infantes de ojos claros, infantes de bronce
Artilleros rostro al sol, intocables rasos
Infantes de piel morena, exiliados en misión de paz


Balas de doctrinas sesgaron su pasión
Cuerpos incorpóreos mataron su noción
Pruebas etéreas les dieron la razón
El gentío insomne está tumbado desde el corazón


Jóvenes rostros mandan verticales y punzantes
Rostros cincuentones mandados salientes y silentes
Con vista al frente recorren estos entes
Ahora y siempre oponentes urgentes van dementes
Como minerales extintos se retiran ausentes


Formaciones a pisotones ráfagas de mástiles flamean
Exhortos del vencer o morir
en silencio todos hablan
Cantan, vitorean y escucho el clamor de sus almas atormentadas
Magulladas sus almas claman a sus amarras que agazapadas miran zancudas


Códigos de honor succionan sus entrañas hasta momificarlas
Acallando sus bocas creen no dejar vestigio de los desalmados
A la espera, su espíritu es implacable como la tempestad de la justicia
Siempre les circunda la verdad no exhumada para ensombrecer la hegemonía.



Sus sueños han abandonado al mundo, las frentes profanas les consignaron
La mano negra se adueña de la faz de la tierra con centellas apocalípticas
Sanguijuelas emergen del suelo pisoteado, contaminado y sin expectativas
El mundo estaba sacado de quicio sumido tal parafernalico fetichismo saltatumbas de estos guarda-vidas.

Palabras quedas calan en mi otro yo

A través de los espejos, Te amo
Te amo tanto que la noches se me hacen insomnes
Tanto te amo que bastardas son las horas de soledad
Te amo tanto que la esperanza me invade
Te amo tanto que la ventisca susurra nuestro amor
Te amo porque en mi delirio lo sigo haciendo
Te amo porque te deletreas en mí corazón
Te amo tanto que el fulgor de mi pasión me conduciría irrevocablemente hacia ti.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Frenesí de un falso cautivo

La sed de sangre que invade mis entrañas
Fluye por mi cuerpo recorriendo mis venas
Siento que los designios de la profecía falsa eran ciertos
Hasta el legado más próspero espera el caos


Ahora El tirano, a veces amable
Con la peculiar acritud que busca montarse
En nuestro patrimonio indómito
Avanza como montaraz, legua a legua cooptando la racionalidad
Todo maquina a toda máquina


Atormentando y rellenando nuestros corazones
Lo que más tememos, agrestes y oscuros días se avecinan,
Pero con frenesí debemos empalagar nuestras almas y encender la llama,
Esa, la errabunda metamórfica
Testimonio fiel de las conjeturas belicosas.


El sol que nos felicita con un manto luminoso y cálido cesará
Ya no será amable
Ya ha visto a la distancia el delirio de la naturaleza
Su camarada no es la misma de hace algunos milenios
Ahora encolerizado, arde, fulgura, se tizna
Entre zumaque y herrumbre el mausoleo yace reflejado en el firmamento vitoreando el cántico final

La vida quiere vivir más

Tú y tu risa vencieron aquella de los victoriosos vítores
Que se encienden con el fulgor de un alma vana y pérdida
Calando los yermos desiertos
Aquél paraje que yace en el olvido de la existencia
Y que revive como un fénix en llamas cada ocaso primaveral


Aunque muchos inviernos pasen
Los crepúsculos no dejarán de mirar tu mirada
Nuestro amor no será profanado por los señores del asfalto,
los que predican la antipatía
Aquellos del zanjón mundano, del escatológico brillo sepulcral.


Cuando hablas con tu mirada llenas mi perdición
La oscuridad de mi existencia es luz
Estamos juntos


Érase un letargo travieso,
Una expiración insondable de recuerdos


Allí estás tú con tu rostro afable y te observo; siento
Te busco por oriente y poniente exánime de vasta belleza
Me vuelvo junto al viento hasta el fin de los tiempos
Junto a ti
No ha pasado el día en que el viento no haya nombrado tu nombre
Diciendo con sutileza, te amo, ven a mí.

sábado, 3 de octubre de 2009

Regicidio

En mi mirada perdida acaece el sentimiento
el asesinato forzoso y la desazón miserable
mis ojos no son más que herramientas ponzoñosas
en un mundo vagabundo sin trotamundos


en mi venas sembré el caos
quiero ser subversivo como mi hermana
mi hermana es un mar florido caótico
el amor es subversivo y lo subversivo es amor

el bien y el mal es un concurso mecánico
son la utilidad de falsos reformistas
de esa utilidad nace mi utilidad
la anomía se vió erigida un día
entre el llanto y los suspiros
hoy la forja de las mentes se ve en los aceros

mañana la cimitarra del polo abrasador de nuestro corazón
le hará una visita a la libertad arrodillada
entonces alzados todos con nuestro corazón en mano
desgarraremos el aire tiránico
dándole muerte a la voluntad engañada

así caerá por narciso este vástago subastado
por la belleza suicida y la mirada ciega
en silencio se escucharán los vítores
y el canto regicida resonará en los millares

domingo, 27 de septiembre de 2009

Despojarte

abatido caerás tras el puñal desangrado caiga
llegaras besando el suelo tranquilo
exanime del mundo cediendo tus esperanzas
resonorán los tambores funebres sobre tus sueños


no podrás girar tu cabeza ante el rostro del silencio
ya es tarde para mirar mis ojos de hierro
lo más imperecedero que existe ha llegado
entre las arenas del tiempo y los vientos funerarios

los dilapidadores no cayeron y tu caíste
ellos viven y tu no lo haces
tienen tu recuerdo en un gran libro polvoriento
en bases de datos y en registros
te conformaste y hoy ya no lamentas, no puedes

la fecundidad claudicó con la deserción a tus sueños
la sabiduría no detuvo a tus enemigos
tu amor encendio la noche y quemó el firmamento
el perfume de los nuevos mundos se esfumó y
el aliento tóxico y perverso le reemplazó

mi única esperanza es la tuya sin peros
las tierras devastadas te dicen adiós
al compás de las personas inhumanas
que te preparan un nicho despojador
dime adiós.-

sábado, 19 de septiembre de 2009

Reino de las líneas triadas y extintas

Reino de las líneas triadas y extintas


En mi trono plástico circundo en mi eje
Perpetuándome como un señorcito luchador
Irradiándome entre pixeles y photoshop
ahora de mi cuerpo ya no queda ni rastro

Envainado en mi cápsula abstracta
Ni siquiera soy capaz de agonizar
No me importa regir ni difundir
Ya he visto demasiada inconsecuencia
Mucha inconciencia en la sapiencia

Condecorado nuestro mundo será
Ante la decadencia y el hedonismo
Auspiciado por ustedes y yo de cómplice
El poder abstracto hoy ríe alzado como un águila imperial

La boca de la ira vociferará con escorbuto
aquella tan destruida cual demonio la tendría
Todo por percibir el hedor de la usura
El mundo es para los enfermos o perversos
¡Tantos locos que hay! ¡Ya! ¡Ya! ya sé el por qué
Hoy soy la abstracción del todo viviente

El arca de la alianza está vetada aquí como el pequeño Dios
aquel desterrado y humanoide narciso e inconciso
También El contrabando redentor de las cláusulas pétreas
Y Los raciocinios inquebrantables como los tozudos disociadores
En mi reino cíclico y yermo se ve erigido el pequeño Dios
Yermo y cíclico como carrusel de feria

Mi tiranía y despotismo serán pan de cada día
Verborrea convincente y bastarda proliferarán
En el agujero de la censura se guardará el veredicto de las ratas
No habrá pueblo no habrá gente no quiero más leyendas
No me interesa el canto del viento cooptado por el oro
ahora es un sílbido insomne y errante
¡llamen a mi vista la impía! pues la tormenta no amainó en ella


El Codex lo escribiré con la tinta de mis venas y muérdago
luego con azufre cubriré mis yagas oxidadas
quiero que mi sangre crezca
En mis venas se seca la tinta para inmortalizar ideas
Ya no hay tiempo para sellos ni protocolos ambiguos solo para el trono
No hay tiempo para los honores y las parafernalias solo para el trono
No hay espacio para los leguleyos solo para el trono
Yo en el y el agujero amenazando con sus fauces encolerizadas

En el plástico verdegal del trono pretencioso
acaecen las sombras humanas amortajadas
En las mentes hay muchos reinos y en los reinos pocas mentes, hoy
Los impuestos extorsivos han muerto con mi conclusión indulgente
En mi reino no hay gobierno pues ya no hay nada
el poder se notó horadado por los alaridos de su séquito:
la soledad y la miseria.-

domingo, 6 de septiembre de 2009

Mira por la ventana

Mira por la ventana amigo, habla menos y observa más
Exhala hasta que vuestra respiración congele, sin morir
Deja que tus ojos me digan que parte de ti, dejará de brillar
No me mires a mí, mira por la ventana


Ayer, en la hora de los pabellones transparentes
Hoy, en la hora de las Exenciones negras
Mañana, a la hora de mis exequias,
Aguardare por vuestras risas y juegos
Mirando por la ventana, anclado

Varado en parajes llanos, recorriendo,
Entre rayos que cruzan y parten el cielo,
Que cae sobre mis talones, a los que miro
Con iracundos y descalzos ojos, sublevados


Saltando entre sediciones patrióticas
Vociferando, No esperes al resto que nunca llegó
Porque han quedado timbrados
Entre burocracias y papeletas varias
Con la insigne insignia del ciudadano vapuleado

Ya no, no hay más, se acabo, se vendió
Hasta agotar stock como dicen los “gentleman”
Y ahora conmigo, repite el vulgo
¡Ya no tenemos patria, ciudadanos!
los dias del estandarte han menguado

Ya no hace falta su ideología
tampoco el proselitismo de su barba
¡so pendenciero! todos los muros ahora caen
las camisas de fuerza se han roto y
las pelucas y los martillos de los jueces
han sido expropiados por la justicia


todos los desheredados, hemos vuelto
Invocando el canto del río y la lluvia musical
Que embelesando nuestros espíritus,
Fundaremos una nueva nación libre
Desde la cima hasta los polos de nuestras mentes

Las matrices matizadas entre colores libertarios
Dejaran caer sus barrotes sobre los rieles
Que quedaran maltrechos e indecisos
Para dejarnos decidir cuan primigenios seremos
mira por la ventana.-

viernes, 17 de julio de 2009

La quimera : cofradia

Pareciera que si con esos ojos
depravados intentara desviar mi sospecha
Pareciera que si con esos burlescos ojos
arrebatara sus frustrados deseos
Pareciese como si nunca hubiese
estado allí ese hombre viperino
Pero, siempre estuvo ahí
como crisalida añeja con su carcomida semblante

Esa rata, nunca ha sido roedor,
se encubre como mascota pendenciera
Ese chacal de las doncellas jóvenes
mira con ojos descalzos sus curvas
que babea por reflejo apostado en una esquina del horizonte
que intachable muestra su corbata y sus lóbregas coerciones
auscultando la hora y el día del fin de la cobardía

quiere que sus deseos florezcan
quiere impunidad y respeto
respeto comprado y con retraídas intenciones
Se jacta de un dilema mientras vive el momento
mientras yo esperando que ese empleado consentido
dejen de consentirlo dejen de amalgamarlo

que nazcan los cerdos y que salgan los dragones
muestrense para vernos las caras
pues ya sabemos señora vida de sr. muerte
que su contrato no es coincidencia
que han quedado como encíclica papal en vuestras frentes

Que una gran catafracta pase por las mentes
vanas y perdidas en su bienestar
dejando la conciencia a tajo abierto

que salga el aire, el agua, la tierra y el fuego
todos elementos, elementos originarios para la inmolación
para que así la tristeza y la alegría implosionen
y se amen por siempre para que el mundo impoluto
le niegue la existencia al poder.

jueves, 9 de julio de 2009

Amnesia Imperecedera

Con un nuevo y falso placebo
Aparezco sometido a las mil cadenas
y a los mil y un nombres y a los hombres
A los vastos parajes que acusando
Me acusan parajes vastos devastados
Confinándome en un destino ajeno


Ya lo sé, pero sé sólo su mentira
Tantas mentiras que sé
Mentiras que nos igualan
Con la personalidad imperecedera
Con la Hoz y su estocada sangrienta

Recuerdo mi vida durmiente
Mi vida de despierto ausente
De ojos ventrílocuos confidentes
Que Acusan mi enajenación inusitada

Entre ceja y ceja
Tengo a mi próximo crimen displicente
El amordazar a mis deseos hasta la mutilación
Liberarme del pensamiento ya pensado
Que pensante me arrebata mis sentimientos

Pero, solo soy un ser en fechas equivocas
Que se equivocó al elegir vientre terrenal
Que tiene reflejos errados y concepciones obsoletas
Que aún cree en el nuevo comienzo
Con una nueva corazonada invasora desde
Los miles de puentes mentales y ensangrentados
Yace en la oscuridad esperando la justicia esquiva
Del lecho más póstumo de nuestra raza

El fin del mundo diario
El mensual, y el semanal
Pero yo quiero el anual final
Para tener suficientes recuerdos infaustos
Para olvidar más y caer abatido
Tras una hemorragia de recuerdos y
Sentimientos vanos e incoherentes

Ahora el nauseabundo corral me huele a vileza
Voy a vomitar para que vomitemos todos
Pensamientos escatológicos avasalladores
Ahora TÚ Expele esa inspiración nauseabunda
Porque Ya no hay propiedad con la prosperidad
sólo una posibilidad que mece nuestra cohesión y una acusación de sedición.

sábado, 27 de junio de 2009

el cónclave del incesto

érase unos mordaces anfibios bípedos aspirantes aspiradores
su nombre llamaba al humo del insumo, con la quijada aspera
administradores de impuestos sangrantes de ínfulas feudales
sus secuaces funcionarios infuncionales
agonizan en las arcas mortificadas.-

viernes, 26 de junio de 2009

Develaciones Conjugadas con el cepo


Espero que sepas Efendi que no es un agrado colectivo
la presencia de tal estructura extorsiva
una posilga sirviente,andante, cazante
que infestada hierve de humedad
como conventillo pobre roido por preceptos estatales

Todo poblado por hacinadas exoneradas
cofradías consagradas eternizadas
todas descendientes del bastardo repatriado
todas en vientre anciano duermen
devoradas todas por la voluntad constelada

Hoy merecen confinamiento!
Hoy no más que una mazmorra
Mañana con diez chacales tramando secreto
conspirarán con el escozor de los cuernos del poder decapitados
morirán junto al cepo, la jaula, el pozo, la pira
Todos entre una confrontación trivial de miradas
nunca sin memoria sus palpitantes corazonadas encrucijadas


Sin olvido, sin libertad, muertos vivirán!
Entre bardos y sus melodías funebres
floreceran siempre marchitos
entre raices constitucionales junto al musgo

Lastres, esperpentos, sátrapos, crápulas, energúmenos!
Escoria y lacras consumados todos
en mi red continua y disecadora
seccionados, parcelados por memorandum
todos van directo a mi colección cancerosa

martes, 16 de junio de 2009

Corazón Lobezno

Sereno ante las tempestades, de atonizante reacción impertérrita ante el vendaval;
No se preocupa de la incertidumbre, vive en el caos y despierta contento.

miércoles, 27 de mayo de 2009

ICHI, NI, SAN!

Un nuevo día esta empezando ya
La radio suena sin cesar
Y mi corazón late sin parar,
cuánta vida va a estallar,
mira el gran cielo azul,
míralo y ya verás,
cuántas nubes y estrellas vamos a contar
Uno, Dos, tres.

viernes, 10 de abril de 2009

borrando el arena


Me esfumé por un letargo abismal
mas que me parecía interminable,
como un relój de arena
en donde los granos de arena

las arenas del tiempo
se aglutinan por inercia
al avance de la invención de la manera burda,
de la mecanización y alienación y cooptan
los espacios de libertad del ser cualquiera.

Me transformé en un fulano sin noción ni nación,
sin fronteras ni escapulario,
desconectado de las luces de la realidad,
desconociendo el rostro del gentío imperturbable y monótono,
saludando el horizonte de mi cuota de sentimentalismos
y el peso del tiempo de embelesarme entre rimas y máximas.

Me marché para volver e irme,
pero para penar ante la eternidad desde las sombras como un fómor
de ojos ponzoñosos y de memoria de origen pagano
que avisa sin perpetrar la luz engañosa y reactiva de colores cambiantes,
que desde el eclipse último arrecia
con una última palabra de advenimiento del caos.


el "Que pregunta"
les sugiere un cambio de mentalidad
y que con el gran espejo de la consciencia
de las lagunas de ébano se encuentren;
apesadumbrados, trocados, magullados, exonerados,
vasallos y vástagos, bardos y capellánes
todos de modelos de “don pater”, un cortesano por antonomasia.

Me quedo en la oscuridad final
con un pie en la luz eterna, con un ojo abierto
y el otro cerrado cambiando las ropas del pasado,
atiborrando mi boca ...
con terrones de dulzor inverosimil,
para darme alientos para seguir


desde la penumbra cortando el cableado,
desbaratando las criptas separatistas,
el dogma lascerante y apagando velas,
para que el mundo una vez oscuro,
se encuentre como no pudo con la luz.

jueves, 12 de marzo de 2009

La atalaya de la autarquía





Desde la alcazaba subterránea
observo la lúz hecha jirones a través de la fisura mental; pues se trata de un espectro de colores prodigiosos,
de colores inestables como si reaccionaran y formaran una gama de estos
, pero únicos, irrepetibles tales como las cosas que se observan una véz.

Cada repetición de luces.
prodigiosas me hacen caer
en una hipnósis sicodélica,
me adentro entre los parajes
como una flama primitiva;

me transporto a través de portales de ascuas multicolores,
escuchando melodías polifónicas y exhelsas como infrafrecuencias,
posibles de escuchar y comprender su codificación del mensaje
avasallador de la verdad de la realidad misma,
obscura, tediosa, monótona, desoladora
pero, inexorablemente la verdadera.


entre mi embrujo caigo dentro de una plataforma
por suerte de realidad virtual
en donde observo la disección de los pixeles
y el rebote lúdico del destello voráz insoslayable de la hermandad;
esquirlas de rabia lasceran mi piel,
que se agazapa ya magullada y maquillada por el antifáz de la anomia.

El brillo de la vida se alza
sobre vuestras cabezas que posadas sobre un túmulo
un brillo sin pasado, frenético y vuestras vidas,
encolerizadas esperan su hora, anacronicoçass , desfasadas, mal encontradas,
entre zumaque y herrumbre el mausoleo yace reflejado en el firmamento;
Más solo queda la compañia autarquica del otro, yo.
él ya fenecido acaece y la tarde me acompaña hoy

El pueblo de la lotería

Al observar la patética celebración gubernamental me burlo para mis adentros; a carcajadas tragicómicas. Veo como le hacen una navidad por adelantada a un puñado de alumnos de escazos recursos, el estudiante "esforzado" en colegios que ya se derrumban, laboratorios de enlaces inutilizables y que no poseen educación alguna con respecto a la computación básica, incluso para ser un usuario "buscatareas".
Pues, me pregunto si es otro plan de la concertación para subir su aprobación con uno de las tantas "promesas presidenciales cumplidas" que posteriormente quedan sin implementación alguna, son a la larga, inviables.

También me aqueja el uso de los computadores, quizás terminen siendo vendidos por comida o quizás robados por algún miembro familiar en drogadicción, o infaustamente siendo lo que comunmente pasa con la libertad de información mayor hacia un público de
escaza cultura; esto significa la desinformación y el alienamiento que les provocan, quizás volviéndose pokemones o fanáticos de algún escoyo.
Bueno la revolución tecno-pascuera ha llegado para quedarse brindando de recursos tecnológicos que son financiados en su mayoría por la clase media y recibidos por "pobres" según encuestas.
Hay dos puntos en cuanto a los pobres del país, el primero es su victimización ante la sociedad y la segunda es que se transforman en un parias del estado y lo peor en muestra de la caridad de este le pagan cediendo su biopoder.
Como ya decía Portales, el pueblo no está listo para gobernarse, menos lo estarán ahora en un Chile 2.0, entre jerarcas dando computadores y el circo que les presentan a través de las pantallas de cristal líquido; Falacia de popularidad, malditos tecnisismos demócratas sólo sirven para reír, reír para no llorar.

viernes, 27 de febrero de 2009

lego desmoronándose

Entre pixeles y javascript me observo;
pues no se trata de un desdoblamiento.
No se le podría llamar plagio
pues es una mera representación.


una porción de inhumanidad mecánizada de mi esencia,
quizás el síntoma de la síntesis del sustrato,
donde la necesidades no existen,
pues la comunicación se entabla entre códigos
de prodigio, destrucción, redención y verdor mental
por los cuales recorro praderas cúbicas
y rocas de inverosímil pigmento, pues mis ojos no poseen visión
,mis orejas son mera ornamentación estética;
no escucho.

Pues no necesito las Lastimeras proposiciones,
quejidos infaustos, lamentos sin honor;
manipulación encubierta con bitácoras de vida
escritas por un timador.


el aire y el viento van implícitos con el desdén
de mi aliento y creo poder resolver el puzzle
el código maestro que se puede exhumar una vez descubierto su origen,
siguiendo los patrones de la vida,
como el adn y el genoma, tán ácidos como la ironía.

Recuerdo el bug, ese error de fábrica,
ese fallo 404;
mis ojos vacíos arrecian con su mirada
y escaneo el ambiente de la realidad,
más atestada de mentira que un arlekin.


ya que encuentro una serie de crímenes;
Me encuentro con sueños mutilados,
ideas desgarradas por otras, carnicería mental
y la triste insconciencia del gentío,
que aún así se alzan altivos unos sobre otros,
hoy que respiro ese aire sepulcral;
siento el vahído henchido de euforia.


Mis ojos antes vacíos, obscuros y opacos se tiñen,
ahora iracúndos, a vuestra merced
el cólera y el rencor del mundo me invade
mis entrañas temerarias y recorre mis venas,
asfaltadas, pues mi paciencia se ha secado.


Es hora del tan deleznable odio pues,
el amor tan comercial fue y tan adorado yace
en la tumba que lo vió nacer;
Mis dientes asulfatados muerden el turno de la corrosión.

sábado, 14 de febrero de 2009

Hoy! Chinoy and the guitar power




Depredando posibilidades de verdad me encuentro al canto del ruiseñor,
encarnado por La estirpe latente
me invade la hidromiel de los juglares,
el más sereno, un trovador.

Percibo energías que atraviesan
centímetro a centímetro el aire; fraccionándole.
Ondas drásticas, acústicas, agudas ocupan
el mecánico aliento y el poder del instrumento,
para tornarse electromagnéticas, de onda expansiva, casi radiactivas.

A instantes la vida ya no se siente igual;
igual a la época de antaño, la obscura,
la vida ya no es monótona, la sangre hierve,
la fuerza vital se transmite a través de la poesía imberbe,
de días menguantes y de abismal vibración,
el aire se asemeja a un smog melódico
aquél me bstruye los canales del aliento.


una liberación que se ramifica a través de los huesos
y que gaseosa avanza
hacia donde comienza el alba, donde las almenaras
se encienden y los vítores complotan para auscultarla.

Lo que no es el producto de la desidia ni de la usura;
el clamor por humanidad y es ahí
cuando me viene la corazonada de la leyenda
y el nuevo crepúsculo, bardos forasteros hacen lo suyo.

El cántico anticonformista ha
renacido más melodioso y sonoro que nunca,
pues, no hay pausa para la semilla de la discordia,
que en la temporada estival no será un retoño,
sino la brizna del nuevo bardo suspensivo y libertario; Chinoy.

martes, 10 de febrero de 2009

Verdegal siniestro





Látigos acreedores del entretejido
ese magullado de aquellas pieles desafortunadas,
todas asegurando un lugar
uno sólo, en el lecho del estratagema;
drástico y sombrío,quizás sanguinario.


Palabras mayores! es asesino,
de lengua viperina,
que hasta deja embelesada
a vuestra merced o a la gentuza de aquel circo; observo.

Su verborrea poco convincente me aqueja,
me desagrada; sus ojos de gorgona y sus alas
aquellas atrofiadas como de arpía,
esa añeja frente, orejas cubiertas de pelo rojizo,
tan abultado y ese aliento ensordecedor...

me trae recuerdos; lo he sentido antes,
cuando voy caminando por lóbregas calles y
en las penumbras del puerto,
un aliento gélido y subterráneo; cloacas de miseria.

Trato de mirar sus ojos lobulares,
sólo encuentro acantilados y llanuras
todas ellas empalagadas de madrigueras
percibo el desprecio y su lobezno ,su odio;
Caigo abatido.

Exánime del frío ponzoñoso que me producía,
me deje caer, siento como si las montañas
y el cielo hicieran un vendaval de gritos
y así cayeran sobre la vileza y la bondad, sin albedrío.


me pregunto, ¿qué puedo hacer contra tanto odio irracional?
¿será esta la miseria humanoide?
creo que encarnada en esta figura
la que guarda como orbe del princeps,
la maldad, la perversion y la infamia.

matriarca de todos los pueblos que con sus ojos
vio morir, que con sus garras; les liquidó, que con su aliento,
enveneno y que con su maldad perpetró.

Tras esta serie de interrogantes,
sublimo la visión corrupta del pueblo
que yace fantasmagórico, que muestra esos ojos
epilepticamente iracundos.

Pero, que se carcomen como la hojalata, la herrumbre ya los alcanza;
mosaico infrahumano de historias para olvidar,
la sangre del tintero se ha acabado; su espesor ha menguado
porque el diluvio de sufrimiento ya esta acaeciendo
y ya arrecia como aluvión descalzo, desprotegido,
pero, con la empuñadura férrea, decrépita, quizás; la noble causa.

sábado, 31 de enero de 2009

Prestamista centelleante




La noche nos presta vida,
se tiñe sus dientes con prestancia
y se alegra de usar guantes separatistas,
nos da su dirección, pero esta,
sin sentido ni tiempo; no es malvada, es oscura.

Se deja ver, al fin de la jornada, con el cansancio y el ocaso.
en vuestras espaldas la vemos caer como manto aterciopelado,
detrás de las montañas, más allá de los islotes,
de los ríos; Sobre el tiempo,
sin noción de la inactividad.

El firmamento sobre nuestras cabezas, sosteniéndose.
Siendo este periodo el albergue de los melancólicos
y los señores del asfalto,
los que predican el desamor y,
aquellos del sanjón mundano
y del escatológico brillo sepulcral.


fuera de los ojos del quehacer,
que agazapado espera su hora,
depredando las horas de oscuridad; listo para el contraataque.

Las cloacas hieden de inconsciencia,
escapismo puro, abandono trágico,
y se siente el miedo a los límites,
tuberías maltrechas de la ferocidad inocu
del golpe de la realidad; socabón de historias nocturnas.

Nadie es como la noche, pero hay charlatanes;
pero, si se puede ser como el día, apreciable y predecible,
observable y descriptible; sin ahondar más que en bagatelas y el botón lúdico.

Mañana es noche,
pero hoy también y
seguirá, el continuismo nocturno
ese que se basa en códigos breves
aquellos recubiertos de magia arcana, sepultados en el lóbulo de la miseria,
la bohemia como testigo del chocolate
uno que ya derrite; cruel decadencia.

jueves, 22 de enero de 2009

Cólera del salvajismo metálico

La salvaje irracionalidad del mundo deja encolerizado al forajido, al hombre sin ley y al individuo que se pierde en otros mundos, inevitablemente, buscándose sin encontrarse e ilógicamente volviendo al mundo ya pensado, siniestro y déspota que lo vuelve a empujar al abismo de los mausoleos profanados de la cuna de la arbitrariedad.


Es así como se percibe la turba enajenada,la que comienza a mecanizarse,
y va de rumbo en rumbo, errante y transformándose.
Cada vez con una gota más espesa de sudor,Muestra de robotización, esa gota que,
Prodigiosamente va tornándose aceitosa y corrosiva, que daña los torrentes de la razón, llamando a la vanidad desde el otro lado del espejo,insignificando vuestras consignas y el fuego eterno;



Para que en el futuro,Paulatinamente,y de forma premeditada,
Inexorablemente,y sin oposición se lleve a cabo la carnicería,con desparpajo y con el aliento ponzoñoso; antropofágico.
En revelaciones de fuego y sombra se observan, y se preparan los estandartes.Llamando a carrocerías y maquinarias, como tecnologías de muerte, mirando de reojo al incierto adversario, dueño de la incredulidad de la leyenda que nunca llegó,pero que hoy llega sin aviso.
la inocencia personificada y deleble como el niño que de rabia expulsa lágrimas iracundas y se congela junto al lecho de muerte al no encontrar una mano cálida que lo cobije; es así como el mundo se embadurna de rabia y de odio; Resentimiento iracundo del frenesí bárbaro de vuestros albores, creado por una suerte de caja de Pandora, menos mística y más burda, con propósitos exiguos de honor, la usura como siempre presente como el tormento que cae como granizo, trágicamente cobrando víctimas que van en busca de su displicencia, epitomando el pedregal, en nieve oscura.


La música de las cloacas va siendo el ambiente de la perversión que estamos siendo autores orgullosos y a la vez víctimas, estamos escribiendo el códice de páginas de marfil, lástima que tenga menor sentido que nuestra existencia, y a la vez la existencia del libro, Tenga mayor significado que la obra que está escrita en él, como testigo de opulencia de como se labran los campos minados regados de ambrosia, del amor que envuelve al clamor de vástagos para conjeturar la pasionaria visión, esta, conservándose; inteligible, de ojos blancos y espectadora de la enajenación del solsticio último que los vió vagabundear en busca de la sabiduría que no llega, y del bastión de honor, destrozado por el brazo de hierro de la alteración insípida, de engranajes, circuitos de serenidad y de profunda anhelación, pero de yerma morada, de mente estéril y corazón acorazado, exánime que yace sin vida, bajo el manto del sarro y del metal.

lunes, 12 de enero de 2009

dientes resbaladizos





La batalla parafernálica e impostergable dueña de la necrofilia se libra día a día, sus héroes creados por la devoción del dueño del monte. Ese que se hace llamar historiador.


Batallas dignas de huesos rotos, brazos a torcer y brazos ya descompuestos, el aire enrarecido por el eco de la sagacidad y la muerte súbita; aclaman a las espadas que se blandían al compás de la pulsación vital y lanzas surcando los cielos como pájaros dueños del filo que se incrustan en la maldad del ser, sin dejar el rastro de su verdadera intención, siempre jugando con los vientos y la carne de la tiranía;
se aprecian cuervos arcanos y la punta titilante en el vacío.

Nuevos ejércitos se preparan para el asedio. Bestias y fantasmas se avecinan con ferocidad y paso marcial, amalgamándose entre humanos y así formando una alianza destructora, insana, feroz y cruel, pero sin destino, viviendo sin tiempo condenándose a al son de un cántico gutural y a la luz de la antorcha, sobreviviendo y avanzando con harapos de antaño para desviarse del sendero en busca de la estrella de tierras altas, entonces brillando y quemando el esplendor de su visión, cegada por la sangre y la sed de poder.

Abatidos y sin sus cantimploras de honor, caminan, errantes por el desierto de la usura. desertan de sus cuerpos vitales y vívidos para unirse a la putrefacción sin límites. Tiran sus espadas por granos de arena que se arrebatan por encontrar dueño. Sus armaduras ya son muy pesadas; no pueden cargarlas, los hombros magullados y llenos de ocasos sangrientos saludan al pedregal, abdicando. Lástima que la vida sea una y las muertes sean parte del camino, agentes inexorables e intangibles de verdad sin justicia.


Como estos guerreros siguen ninguneados dejando sus cuerpos como herencia para la siguiente madrugada, para la batalla nueva y la agitación como normalidad, porque cuando ellos dicen todo ha terminado es el comienzo de los finales de su incansable rutina bastarda e irrompible, aproximándose la buena nueva de la pira del papiro contenedor de la usura.

viernes, 9 de enero de 2009

Lágrimas pétreas

Siempre me han dicho que las lágrimas son una mala señal, gesto de poca hombría, victimización, mera actuación simbólica por la cual se hace el gesto protocolar, un insulto a mi calidad de hombre tal cual debería ser uno verdadero, un macho cabrio, sin embargo cedí a las injuriosas y bastardas sugerencias de la formación "chilenisima" y me decidí a nunca llorar ante el dolor, ante las injusticias, ante la muerte, ante la frías y estrelladas noches del letargo endemoníado, convirtíendome en un infausto y amnésico, cada véz más resistente físicamente, sin saber la deleznable bestia que se aprisionaba dentro de la carcél generada por mi inconsciencia.

La bestia que iba creciendo era silvestre, pero con el tiempo de testigo y víctima del destino fue siendo el experimento ambicioso de la desidia, errabunda se paseaba por los montes que luego fueron aire teñido de sangre, viento gélido y ponzoñoso, tierras devastadas.
La criatura se tornó abominable y tenebrosa, construyó su santuario que yace desde la herrumbre para la adoración de la flecha fatídica que siembra el miedo en el enemigo, pero siempre mirando el brillo de la luna con ojos melancólicos.

LLegó un día que esta bestia iracunda, se decidió a convocar a las ánimas poseedoras de la llave de su escapatoria, la prueba de fuego;
El animal en su lóbrega morada con la cantinela que yacía sanguinaria y casi eterna en su esencia, cesó como lluvia de lagrimas, cayó como una gárgola maltrecha y supo que era la químera, una abominación de ojos de fuego que no podía llorar y cada vez que lo intentaba sus entrañas fulguraban y le avisaban, era la falsa cautiva del destino fatal; un día ya no pudo más sin tiempo ni espacio, perdido en la nada, vagando de la oscuridad hacia las tinieblas encontró el trueno que lo hizo sucumbir ante la verdad súbita de la realidad mística, así su espíritu guerrero acabó por consumirlo hasta las recónditas y tétricas bóvedas de la razón, así escuchó los vítores de voces inhumanas, relucieron los terribles dientes amarillos de la bestia, aullando con sus fauces lánguidas en señal de alivio, las lágrimas apagando las llamas que cubrían sus ojos,lastimeramente corriendo de un lugar a otro, liberándose, en esta hora de dolor, se agazapa el clamor de venganza que se agita en los más hondo del respiro, luego vendrá el turno de la furia.

sábado, 3 de enero de 2009

Exilio

Con la consigna en su rostro, siempre latente, estirpe de la convicción auscultada por la nada, contrastada por el sabor de la encrucijada infinita y detractada por la naturalidad inocua, siempre con basca gubernamental, coloreando el rayo, bordeando las escaramuzas del juglar hasta la trabazón del aliento y telando su imaginación, con ansiada hambruna de albedrío, pero siempre y nunca errando hacia el horizonte.



Desde la retrospectiva de los barrotes, la limitación de los mandatos de un gandul y la jaula etérea que encierra en forma voráz, despiadada y con frialdad, siempre eficiente como la omnipresencia del caos místico, del sendero obscuro y de la linde del bosque, el dueño natural de la fuerza del amor libertario , la morada prisionera del camino etrusco y de la cofradía fáctica.
el exiliado como mártir del olvido; la violencia como la paridora de la historia ... Entregado a su confinamiento, cristalizado y eternizándose.